Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Torrijas de leche

Foto: iStock

Torrijas de leche

29 Marzo, 2022
Average: 4 (2 votes)

sirve para

1

Ingredientes

Pan
1 barra del día (o equivalente) del día anterior
Leche
1 litro
Canela en rama
1
Huevos
3
Aceite para freír
Azúcar
canela en polvo
Lascas de corteza de limón y naranja

Preparación

Step 01

Calentar en un recipiente o en una olla la leche, y agregar una cucharada de azúcar, la rama de canela y las cortezas de naranja y limón. Dejar en el fuego hasta alcanzar el hervor, y luego retirar. Tapar la olla y dejar reposar.

Step 02

Con la ayuda de un cuchillo de sierra, cortar el pan en rebanadas de 1 dedo y medio de ancho aproximadamente.

Step 03

Cuando la leche ya se haya enfriado, pasarla por un colador de malla fina, y luego humedecer allí las rodajas de pan, de un lado y del otro, de manera de que se humedezcan completamente. 

Step 04

En bowl batir 3 huevos y pasar cada una de las rodajas previamente humedecidas en leche.

Step 05

Escurrir las rodajas cuidadosamente para que no se rompan, y colocarlas en una sartén con aceite de oliva ya caliente. Estarán muy blandas por el huevo y por la leche, así que es importante prestar atención y ser muy delicados con las torrijas cuando se coloquen en la sartén. 

Step 06

Dorar las torrijas de ambos lados y retirarlas. Se pueden ir colocando en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. 

Step 07

Colocar azúcar y canela en un plato hondo, calculando las cantidades de estos dos ingredientes según el gusto de cada uno. Antes de que las torrijas estén frías completamente, rebozarlas en  azúcar de ambos lados, y ya estarán listas para disfrutar, con buena compañía y un buen café. 

Variantes 

Si bien la receta tradicional de las torrijas es la que se prepara con leche y canela, existen también otras alternativas igual de fáciles y ricas, a las que vale la pena echar un ojo y probar.

Aquí os presentamos 4 opciones más para cocinar y continuar experimentando con esta receta típica de Pascuas y Semana Santa. 

Torrijas de vino tinto 

El paso a paso para preparar torrijas de vino tinto es prácticamente similar al de las de leche. Se pueden hacer también con vino dulce, y en este caso entonces se recomienda utilizar un poco menos de azúcar para rebozarlas. 

En lugar de hervir leche, se hierven 250 ml de vino tinto o dulce con 250 ml de agua. Se agregan también la canela y el azúcar. Cuando los líquidos alcancen el punto de hervor, se mantienen en fuego medio por unos 10 minutos más aproximadamente, hasta que el alcohol del vino esté completamente evaporado. 

Con esta preparación, se continúan las mismas indicaciones que para las torrijas de leche, y listo. Ya tenéis vuestra variedad de torrijas de vino tinto.

Torrijas de horchata 

Las torrijas preparadas con horchata es otra de las variedades que vale la pena probar. En lugar de utilizar leche, canela y azúcar, hay que dejar reposar el pan unas horas en horchata para que se empapen bien las rebanadas. Otra de las diferencias es que, en lugar de freírlas utilizando aceite de oliva, se recomienda hacerlo con aceite de girasola, para que el sabor de la horchata se mantenga al 100%. Es probable que el gusto que aporta el aceite de oliva le pueda quitar cierto protagonismo a lo que distingue a esta variedad, que es justamente el gusto inconfundible de la horchata.

Torrijas de chocolate 

Las torrijas hechas con chocolate es una de las variedades más ricas, pero también una de las más pesadas. Sin embargo, al menos una vez vale la pena probarlas y deleitarse con esta exquisita opción. 

Hay diferentes formas de añadir el chocolate a la receta de las torrijas. La primera consiste en rallar chocolate y utilizarlo al final, para espolvorear las torrijas. Esto supone seguir la receta original de las torrijas de leche. La segunda opción es añadir unas cucharadas de cacao a la leche cuando se la coloca a hervir, y luego también seguir el paso a paso original. Pero la tercera opción es donde el chocolate toma aún más protagonismo. Se trata de cocinar tal cual os explicamos las torrijas de leche, y luego, mientras se enfrían, derretir trozos de chocolate en agua caliente, de manera tal de obtener una cobertura para pasar por allí las torrijas ya preparadas. Una vez que la cobertura se haya solidificado, las torrijas ya estarán listas para comer. 

Torrijas veganas

La receta clásica de las torrijas también puede adaptarse para quienes no consumen ni leche ni huevos. La versión vegana utiliza en su lugar leche vegetal, harina integral de espelta y maicena. Para preparar unas riquísimas torrijas sin derivados de animales, hay que calentar la leche vegetal, con un poco de sirope de agave y canela. Allí se recogerán y ablandarán las rodajas de pan. En otro recipiente, se mezcla harina y agua, para obtener la mezcla para el rebozado del pan. Para freírlas, las indicaciones son las mismas, aunque el aceite también se puede reemplazar por otro si lo deseáis. Otra opción para cocinar las torrijas rebozadas es también utilizar el horno, y cocinarlas allí a unos 200ºC aproximadamente 20 minutos, vuelta y vuelta hasta que se doren. 

Consejos 

Si bien las torrijas de leche son muy fáciles de preparar, existen también algunas recomendaciones y consejos para conseguir la textura y sabor típico de este postre. Como os hemos mencionado al principio, las torrijas pueden cocinarse con aceite de oliva virgen extra, ya que realza el sabor original, aunque también hay quienes prefieren utilizar aceite de girasol para freírlas. 

Cuando llegue el momento de empapar las rodajas de pan en leche, es recomendable que la misma esté a temperatura ambiente. Este es uno de los secretos más importantes de la receta, ya que si pasáis las rodajas de pan por leche muy caliente, seguramente se deshagan rápidamente.

Otro buen consejo para darle el toque final a las torrijas de leche es utilizar un poco de azúcar glass para cubrirlas. Se prepara con un poco de almíbar de miel o azúcar, y un poco de agua. 

Lo mejor para cocinar las torrijas es utilizar una sartén grande. Pero en el caso de que tengáis una pequeña o mediana, no utilicéis mucho aceite. De esta forma, es posible mantener constante la temperatura del aceite a medida que se van cocinando las torrijas.

Las torrijas de leche es una de los postres más tradicionales para los días de Semana Santa. Sin embargo, existen otras recetas dulces tan típicas como las torrijas. Si queréis conocer más acerca de los postres dulces de Pascuas, aquí os enseñamos cómo preparar una Mona de Pascua. 

Buscar recetas